El antiguo arte marcial japonés del Aikido se centra en usar la propia energía del oponente contra él mismo. Los practicantes ejecutan una serie de movimientos que redirigen el impulso de ataque de un competidor para neutralizar su ofensiva. Requiere el más alto grado de disciplina, paciencia y observación de la situación, pero una vez que las dominas, estas técnicas pueden ponerte en la posición de anticipar el próximo movimiento de tu competidor lo suficientemente rápido como para capturar y redirigir. Creo que lo mismo se puede aplicar a las relaciones públicas.

El comunicador moderno está observando todo lo que está sucediendo en los medios: temas de actualidad y, por supuesto, su propia compañía y voceros. Pero por el rabillo del ojo, está vigilando de cerca a sus competidores: en qué medios aparecen, cómo se los menciona y qué tan rápido se difunden sus historias en las redes sociales.

Cada campaña de relaciones públicas tiene un ritmo, un cierto movimiento. Al monitorear ciertas señales y mantener un estado de preparación persistente, puedes superar a la competencia incluso antes de que comience la pelea. Aquí hay tres técnicas para desequilibrar a tu oponente y ponerte en ventaja.

1. Mide la calidad, no solo la cantidad, de la cobertura mediática de tus competidores. Contar solo la cantidad de artículos que mencionan a tu competencia puede ser muy engañoso. Podrían estar generando una cobertura significativamente mayor que la tuya, pero es posible que no todas sus menciones en la prensa generen resultados comerciales significativos para ellos.

Al analizar y organizar la cobertura de prensa de la competencia en función de dimensiones cualitativas, puedes identificar rápidamente las estrategias, historias y medios de comunicación específicos que están teniendo el mayor impacto en su marca. Las medidas claves de calidad incluyen:

  • Cuán relevantes son los artículos de prensa para su marca.
  • La reputación de los medios de comunicación que los cubren.
  • El tono y sentimiento de su cobertura mediática.

Cuanto antes identifiques dónde está teniendo éxito tu competencia, antes podrás insertar tu propia marca en esas conversaciones. Por el contrario, detectar rápidamente el sentimiento negativo en torno a las marcas de tus competidores puede darte la munición que necesitas para aprovechar los temas clave que podrían estar funcionando en su contra.

2. No te limites a realizar un seguimiento de la cobertura mediática, mide qué artículos son tendencia en las redes sociales. No basta con obtener una gran pieza de prensa. Un maestro de relaciones públicas sabe que la cobertura de los medios de mayor éxito es la que recibe más me gusta, compartidos y retweets. La participación en las redes sociales es una representación del consumo, también es el camino hacia un alcance adicional y gratuito.

Al comprender cuáles son las historias de tus competidores que están ganando terreno en plataformas como Twitter, Facebook y Pinterest, puedes obtener una indicación temprana de qué temas podrían ser tendencia para tu marca. Si ves de cerca y con frecuencia, incluso podrías detectar estas oportunidades antes de que la competencia se dé cuenta y te adelantes lo suficiente como para apropiarse de la historia.

3. Descubre autores inesperados. En el fragmentado mundo de los medios de comunicación de hoy, donde aparentemente hay un sinfín de blogs (además del periodismo tradicional), ya no puedes centrarte en un puñado de periodistas que escriben para algunas publicaciones específicas. Si bien es cierto que todavía se da el caso de que los medios de comunicación de primer nivel pueden atraer a algunos de los periodistas de más alta calidad, el autor que realmente impulsa el poder de voz o la amplificación de las redes sociales de tu competencia podría ser un contribuyente de una publicación menos conocida.

De hecho, los autores que tienen los puntajes más altos de influencia son escritores independientes y blogueros que no están afiliados a una publicación en particular. Al incluir esta dimensión en el análisis de tu competencia, puedes descubrir oportunidades para llegar a autores emergentes que tienen más probabilidades de colaborar contigo y que podrían generar más impacto para tu marca.

Si bien siempre es cierto que el camino hacia la victoria comienza con conocer a tu rival, el verdadero éxito proviene de actuar rápidamente sobre la base de este conocimiento. Deja que tu competidor dé el primer paso. Déjelos avanzar y generar impulso. Una vez que hayas visto la apertura correcta, golpea rápidamente y prevalecerás.

Fuente: O’Neal, Sean. “PR Aikido: Three Techniques For Winning In The Media”. Forbes
https://www.forbes.com/sites/forbesbusinesscouncil/2020/07/23/pr-aikido-three-techniques-for-winning-in-the-media/#b959ac23f754